07:17h. Domingo, 25 de agosto de 2019

Antifraude 'pilla' a Ribó "enchufando" a un afín en una plaza de funcionario

Joan Ribó, alcalde de Valencia, junto a Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat. (Foto- EFE)
Joan Ribó, alcalde de Valencia, junto a Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat. (Foto- EFE)

La Agencia Valenciana Antifraude ha constatado “irregularidades” en la realización de un concurso de méritos para la provisión definitiva del puesto de jefe de sección media con categoría de Ingeniero Técnico Agrícola en el servicio de pueblos del Ayuntamiento de Valencia y ha instado a la anulación de la resolución de adjudicación de dicho puesto.

Así consta en un documento de la Agencia Valenciana Antifraude, firmado por el director de la institución, Joan Antoni Llinares, que responde de este modo a una denuncia presentada por el grupo municipal del PP. La Agencia Antifraude fue creada por la Generalitat Valenciana que gobierna el socialista Ximo Puig en coalición con Compromís, Podemos y el Bloc.

El informe explica que en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del consistorio del pasado 7 de marzo de 2017 no se especifica que el puesto objeto de la investigación sea un cargo para el que sea valorable, como méritos específicos, la memoria y la entrevista. Además, “no constan acreditadas funciones de dirección asociadas a este puesto, ni sobre qué unidades administrativas se realizan las mismas”.

Asimismo, en las bases específicas aprobadas por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento que rigieron el concurso de méritos para la provisión de esta Jefatura de Sección media “se indica expresamente que se aplicará el baremo general”. Sin embargo, se valoró como méritos específicos el contenido de una memoria y el resultado de una entrevista, algo que resultó “determinante en la selección del candidato finalmente elegido”.

“En caso de no haberse valorado como méritos específicos una memoria y una entrevista, el candidato (que se hizo con el puesto) habría obtenido una puntuación inferior a la que habría obtenido otro candidato” dado que “la valoración de méritos específicos ha representado un 43 por ciento de la puntuación definitiva”. “Un candidato que, de no valorarse estos méritos específicos, no hubiera resultado seleccionado“, sostiene Antifraude.

El informe destaca también que “la valoración de un mérito específico para la provisión de un puesto de trabajo que en la RPT no viene así determinado viene a suponer no aplicar el Baremo General Común aprobado por el Ayuntamiento de Valencia y, por tanto, prescindir total y absolutamente del procedimiento establecido para la selección del candidato y adjudicación del puesto”. Por tanto, “supone lesionar los derechos de los restantes candidatos”.

Por todo ello, según publica OKdiario la Agencia Valenciana Antifraude concluye que “las irregularidades constatadas en la realización del concurso de méritos se considera que tiene suficiente relevancia para acordar la anulación de la resolución de adjudicación del citado puesto”.