18:36h. Jueves, 25 de Abril de 2019

Ximo Puig recorta dinero de la industria valenciana para invertirlo en "TeleOltra" (Àpunt)

El presidente socialista de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, se comprometió a no darle un euro más a su TV pública À punt. Pero según se han ido acercando las elecciones autonómicas, no sólo ha incumplido su promesa, sino que, además, lo va a materializar gracias a una enmienda del PSPV y Compromís, para quitar fondos de las partidas de apoyo al plan de industrialización de la Comunidad y trasladárselo directamente a su medio televisivo.

La cifra que se ha trasladado desde una partida productiva y de creación de empleo a una de puro contenido propagandístico es de un millón de euros, tal y como se puede comprobar en la enmienda que hoy publica OKDIARIO.

La enmienda no ha pretendido ocultar en exceso el cambio. Y es que, como se trataba de un texto ya tramitado, la modificación presupuestaria se ha tenido que realizar detallando que se trata de una “enmienda de modificación”. Y, como tal, tiene que indicar, la partida que gana fondos, y la partida que –para equilibrar– los pierde.El texto, de este modo, subraya que se le resta un millón de euros a “economía sostenible, sectores productivos, comercio y trabajo” y dentro de este apartado, y más en concreto, a “política industrial” y a la “segunda fase de implantación del Plan Estratégico de la Industria Valenciana”.Y esa cuantía (según publica Okdiario), por lo visto, ha dejado de ser tan “estratégica” para convertirse en tan superflua que se pasa directamente a “financiación del gasto corriente de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación para el refuerzo del sector audiovisual valenciano”.

Traducido: que se pasa directamente a la cadena pública y politizada de Ximo Puig: À punt. Atrás han quedado las frase de Puig en las que señalaba que “la situación de la televisión deberá pasar por la mejora de la eficiencia y de la gestión” porque había otras prioridades como “la innovación, los servicios sociales o las universidades”.

Atrás han quedado porque se acercan las elecciones autonómicas y Puig y sus socios de Mónica Oltra quieren un refuerzo de sus posibilidades de voto por medio del incremento de la potencia de su medio publico por excelencia.
Por el camino no ha faltado la presión de la vicepresidenta Mónica Oltra, cuyo partido, Compromís, sí mostró desde el inicio buena predisposición para subir la asignación presupuestaria de À Punt, aunque ello supusiera situar estas partidas como prioritarias por encima de destinos más sociales.