18:41h. Jueves, 25 de Abril de 2019

Nace el GDV: un grupo organizado para "batallar" contra los catalanistas en Valencia

Aún sin un nombre definido y pendientes de una forma definitiva de actuación, un grupo de unos 60 valencianos en nombre propio aun perteneciendo algunos de ellos a entidades o partidos políticos, gestaron en la noche del martes 4 de septiembre un embrión de lo que puede ser un punto de encuentro y de coordinación en la batalla por detener la expansión catalanista y/o separatista en Valencia

Imagen de la reunión celebrada el 4 de Septiembre
Imagen de la reunión celebrada el 4 de Septiembre

Aún sin un nombre definido y pendientes de una forma definitiva de actuación, un grupo de unos 60 valencianos en nombre propio aun perteneciendo algunos de ellos a entidades o partidos políticos, gestaron en la noche del martes 4 de septiembre un embrión de lo que puede ser un punto de encuentro y de coordinación en la batalla por detener la expansión catalanista y/o separatista en Valencia.

El sentimiento valenciano unido indefectiblemente al sentimiento español se fusionaron para acometer proyectos de actuaciones conjuntas de reivindicación o de protesta en la cada vez mayor cantidad de actos y detalles que muestran el avance peligroso del separatismo catalanista en nuestra tierra.

Cada día nos sorprendemos con comentarios de los gobernantes políticos valencianos apoyando con convencimiento detalles como la petición de libertad de los políticos presuntos golpistas catalanes que ellos llaman “presos políticos” o la progresiva eliminación de la grafía “valenciano” en páginas incluso de la Generalitat Valenciana cambiándolo por catalán sin rubor. Lo mismo sucede en exposiciones o cajeros automáticos de los bancos intentando llegar a ser “natural” su visión. Y así con multitud de hechos que van goteando constantemente

Esto ha llevado a este grupo de valencianos de sentimiento a organizarse para trabajar conjuntamente la defensa de nuestra identidad valenciana dentro de la española.

Aún con elementos pendientes de ensamblar, se anuncia ya los primeros movimientos como el apoyo en Paiporta a la fiesta taurina en una manifestación que se celebrará en la localidad que gobierna la recientemente pitada alcaldesa de Compromís o la protesta en Bétera por la celebración de actos de apoyo a fugados de la justicia como la ex diputada Anna Gabriel o el rapero Valtonyc dentro de un clima de reivindicación de la puesta en libertad de los “presos políticos”.

Pero sobre el horizonte se vislumbra claramente la organización de concentraciones en la ciudad de Valencia el 9 de octubre para reclamar que es el día de los valencianos, es el día de la fiesta de la Comunidad Valenciana y es el día en el que los valencianos tenemos que salir a la calle para reivindicar que somos valencianos, que somos españoles y que queremos defender nuestra tierra, nuestra lengua y nuestra cultura de los intentos de apagarla para sobre sus cenizas construir un país inexistente en el tiempo y en el sentimiento y unirlo a un conjunto de países.

La estructura inicial de estos grupos está apoyada claramente por las ganas de la gente de la calle, del pueblo, de cooperar y luchar por nuestra identidad y nuestra gente que se ve sometida diariamente a un bombardeo de frases, actos y hechos claramente contrarios a esta identidad de valencianos dentro de España.

En este punto de encuentro prima la unidad de todos los presentes y se va a trabajar para expandir por nuestra comunidad autónoma mostrando que la ansiada unión de diversos grupos que hasta ahora luchaban por separado van a poder coordinarse y colaborar conjuntamente para que los elementos anti valencianos dejen de campar a sus anchas en Valencia.

Los GDV quieren nacer para quedarse, para seguir demostrando que el pueblo llano no quiere formar parte de ningunos países inexistentes y que quiere seguir perteneciendo a España pero luchando para fortalecer nuestro sentimiento valenciano reclamando nuestra fuerza histórica dentro de la nación española.

Los GDV quieren nacer para convertirse en un punto de referencia para todo aquel ciudadano valenciano que se sienta agredido identitariamente pudiendo solicitar apoyo y asesoramiento a la hora de presentar su queja y ejercer acción de protesta ante esta agresión.